Cruzando las fronteras: Más allá de la investigación médica eurocéntrica en la enfermedad de Parkinson

Our Work was Featured on CNN en Español (Video)
diciembre 27, 2020
Genetics and Parkinson’s Disease (Video en inglés)
diciembre 27, 2020

La investigación genética internacional, encabezada por la Universidad de Washington, tiene por objeto evitar que aumenten las disparidades en el acceso futuro al tratamiento de precisión de la enfermedad de Parkinson en la población latina.

Ignacio Fernández Mata acaba de regresar a casa desde Bogotá (Colombia) a su laboratorio de neurogenética en la Universidad de Washington. Ha estado en diferentes países de América del Sur, como Argentina, Brasil y Perú. Mata pronto viajará al Uruguay y al Ecuador para continuar su trabajo en los sitios de investigación que participan en el primer estudio a gran escala sobre la genética de la enfermedad de Parkinson en la población latina.

La identificación de los factores de riesgo genético de la enfermedad de Parkinson ha revolucionado el campo de la investigación médica, ayudando a los investigadores a identificar nuevos objetivos biológicos para las terapias de la enfermedad de Parkinson. Estos avances también prometen hacer más eficaces los ensayos clínicos al permitir que los criterios de inscripción se basen en el perfil genético de la persona. However, the Latino population, who will comprise 22% of the US population by 2050, may confront barriers to these future opportunities.

Hasta la fecha, los estudios de asociación genómica han encontrado más de 30 factores de riesgo genético para la enfermedad de Parkinson, pero la gran mayoría de estas investigaciones se han realizado en sujetos caucásicos de ascendencia europea. El ADN humano varía según los grupos étnicos o las regiones geográficas. Mata ha descubierto que muchos factores de riesgo genético de la enfermedad de Parkinson comunes en los europeos parecen ser raros en las poblaciones latinas, lo que sugiere que las variantes desconocidas subyacen al menos a algunos de sus riesgos de enfermedad. Los latinos experimentan tasas ligeramente más altas de la enfermedad que otros grupos étnicos.

LARGE-PD researchers visit a new research building at the Universidad del Altiplano in Puno, Peru. From right: Mario Cornejo, Director of the Neurogenetics Unit at the Instituto Nacional de Ciencias Neurologicas; Ignacio Fernandez Mata; Pilar Mazzetti, Director of the Instituto Nacional de Ciencias Neurologicas in Lima, Peru; Researchers and teachers at the University. Photo: I. Mata

“El problema es que los latinos han sido excluidos en gran medida de la investigación genética en la enfermedad de Parkinson”, dice el Dr. Mata, Profesor Asistente Interino en el Departamento de Neurología de la Universidad de Washington e investigador del Centro Clínico y Educativo de Investigación Geriátrica (GRECC, por sus siglas en inglés) en el Sistema de Atención Médica VA Puget Sound (VAPSHCS, por sus siglas en inglés). “La investigación eurocéntrica podría ampliar las disparidades en la investigación y la salud. Si no sabemos más sobre las variantes de riesgo comunes en esta población, no podremos ofrecerles el cuidado adecuado, servicios útiles de asesoramiento y pruebas genéticas, o oportunidades para inscribirse en futuros ensayos clínicos de medicina de precisión”.

Mata y sus colaboradores están trabajando ahora para encontrar nuevos factores genéticos de riesgo para la enfermedad de Parkinson en la población latina y aumentar el conocimiento y la conciencia de esta condición.

Desde la Base

Con la ayuda de una subvención de la Fundación para la Enfermedad de Parkinson (PDF) en 2009, Mata creó el Consorcio Latinoamericano de Investigación sobre la Genética de la Enfermedad de Parkinson (LARGE-PD), una colaboración entre la UW/VAPSHCS e investigadores de nueve instituciones de América del Sur. El trabajo ha generado la cohorte de estudio de Parkinson más grande del mundo con casos controlados de latinos y una colección de ADN de más de 4.000 sujetos.

Con la falta de fondos en los años intermedios, Mata ha tenido que hacer valer cada dólar y cada asociación. Construir su estudio en América del Sur en lugar de los EE.UU. ha hecho mucho más fácil reclutar participantes y familias afectadas de ascendencia latina, principalmente de clínicas de neurología locales. Y, el dinero va mucho más lejos en América del Sur para los recursos y el personal necesario para ejecutar los sitios de investigación y los protocolos de recolección genética. Pero ahora, un nuevo premio de la facultad junior de 300.000 dólares de la PDF da luz verde al equipo de Mata para extraer el tesoro de datos.

“Con este increíble recurso multinacional, el campo obtendrá una primera comprensión de los cambios en el ADN que impulsan el Parkinson en estas comunidades”, dice el Dr. Owen Ross, Profesor Adjunto de Neurociencia en la Facultad de Medicina de la Clínica Mayo, quien no está involucrado en esta investigación. “La identificación de estos nuevos actores ayudará a los investigadores a entender los caminos involucrados en la neurodegeneración de la enfermedad de Parkinson y a encontrar objetivos para nuevas terapias”.

Las Herramientas para el Trabajo

El consorcio LARGE-PD aplicará nuevas formas de tecnología genética y métodos bioestadísticos diseñados para detectar factores de riesgo genético en poblaciones ancestralmente diversas. Esas herramientas han sido posibles gracias a grandes proyectos genéticos como el proyecto HapMap y, más recientemente, el Consorcio del Proyecto de los 1000 Genomas, que creó el mayor catálogo hasta la fecha de variación genética en el genoma humano de personas de 26 grupos de población en todo el mundo en 2015. Este y otros avances similares han dado lugar a genomas de referencia para comparar la composición genética de personas en grupos de población no europeos.

Dr. Timothy Thornton

El equipo de Mata utilizará el MEGA Chip, el conjunto de genotipos multiétnicos de Illumina, para identificar las diferentes variantes genéticas presentes en los genomas de sus participantes latinos del estudio. Luego, el análisis comienza cuando el Dr. Timothy O’Connor, Profesor Asistente de Medicina de la Universidad de Maryland y el Dr. Timothy Thornton, Profesor Asociado del Departamento de Bioestadística de la Universidad de Washington, prestan su experiencia en métodos estadísticos para identificar los factores genéticos asociados con la enfermedad de Parkinson en los latinos. El Dr. Thornton ha utilizado estas técnicas con éxito en estudios sobre el asma, la diabetes y la apnea del sueño en cohortes de latinos en los Estados Unidos.

El enfoque de Thornton se adapta a la naturaleza diversa del genoma latino. Los latinos llevan una mezcla de ADN de tres ancestros distintos: los indígenas americanos (de América del Sur y Central, México y las islas del Caribe, denominados “amerindios”), los europeos como resultado de la colonización y los africanos como resultado del transporte de esclavos desde el África occidental. Utiliza un algoritmo recientemente desarrollado que puede clasificar el genoma y dividir las variantes del gen en los tres grupos de ascendencia. Luego, en referencia a una población de control sin la enfermedad de Parkinson, el equipo puede buscar variantes asociadas con la enfermedad en una ascendencia a la vez, o en todas las ascendencias a la vez. Estos métodos les ayudan a determinar cómo las variantes genéticas afectan a la probabilidad de que alguien de un determinado grupo étnico desarrolle síntomas.

“Aprenderemos sobre la presencia de variantes de riesgo conocidas en la población latina que se originan en la ascendencia europea y africana”, dice Thornton. “Pero los factores de riesgo que encontremos en el ADN de los nativos americanos serán probablemente los nunca vistos antes, porque nadie ha buscado allí”.

En última instancia, el equipo de LARGE-PD quiere dar a la gente de la comunidad latina, tanto en el mundo como en los EE.UU., la posibilidad de beneficiarse de los conocimientos y terapias emergentes. Por ejemplo, una molécula recientemente descubierta se muestra prometedora en el tratamiento de los efectos de las variaciones en un gen llamado GBA. Mata recientemente encontró que una variante específica del GBA es común en sus participantes colombianos, lo que aumenta su esperanza de que una población más diversa desde el punto de vista socioeconómico acceda a los primeros éxitos de la medicina de precisión para la enfermedad de Parkinson.Genevieve Wanucha

* Imagen de la portada: Investigadores de LARGE-PD hablan con una población indígena peruana sobre la investigación que se está llevando a cabo gracias a sus contribuciones. Se reúnen en un hospital en las afueras de Puno, Perú, cerca del lago Titikaka.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a gwanucha@uw.edu